Content

¿Qué música debo poner durante la ceremonia?

15/10/10

Durante la ceremonia, la música da un toque espectacular, romántico, solemne y exclusivo. Escoger la música es algo muy personal. Hay un gran repertorio de donde podemos seleccionar aquellas piezas que más nos agraden y con las que más nos identifiquemos. La tradición nos indica algunas melodías que son las más conocidas y las preferidas por la mayoría.

En la celebración de la boda en la iglesia, el papel de la música es muy importante. Hay momentos muy especiales en donde se requiere, o bien de voces (ya sea un solista, dúo, cuarteto, coro), o bien del sonido instrumental de cuerdas y vientos, ya sea que escojamos un estilo solemne, triunfal, alegre o barroco. Todo dependerá del tipo de boda, de la religión, de las características del lugar, de nuestra preferencia y desde luego de nuestro presupuesto.

A modo indicativo podemos considerar lo siguiente:

  • Al entrar el cortejo. Antes de que entre la novia puede oírse una música suave, tranquila, que amenice a los invitados de manera discreta. Con la entrada del cortejo se da inicio a la ceremonia y algunas de las melodías que más frecuentemente se escuchan son:
    • Air de la Suite No.3 en Re de J.S. Bach (Esta melodía es apropiada para el preludio o comienzo de la ceremonia).
    • Trumpet Tunes and Air de H. Purcell
    • Las cuatro estaciones (Spring - Allegro) de A. Vivaldi.
    • Trumpet Voluntary de “Marcha del Príncipe de Dinamarca” de J. Clarke
  • Al entrar la novia. La música debe cambiar cuando entra la novia, diferenciando así la entrada del cortejo de la entrada de la protagonista principal: nosotras. Lo más conmovedor y emotivo es oír en este momento una melodía más triunfal con toque de trompetas.

Tradicionalmente entramos a la iglesia del brazo de nuestro padrino con la música: Marcha Nupcial de “Sueño de una noche de verano”, de F. Mendelssohn. (Esta tradición data de la boda de la princesa Victoria de Inglaterra con el príncipe Federico Guillermo de Prucia en 1843).

En la actualidad las novias podemos optar por otras piezas:

  • Bridal Chorus (Coro Nupcial) de la ópera “Lohengrin” de R. Wagner
  • Gloria in excelsis Deo de A. Vivaldi.
  • Marcha Nupcial de “Las bodas de Fígaro” de W.A.Mozart
  • Trumpet Voluntary de “Marcha del Príncipe de Dinamarca” de J. Clarke
  • Durante la ceremonia. Lo apropiado es una música muy suave de fondo. Si la ceremonia es Católica podemos, cantar o escuchar el “Kyrie” (Señor ten piedad) y antes del Evangelio oír o cantar el “Aleluya” de W.A. Mozart, o de G.F. Haendel.

Durante el Ofertorio, momento en el cual se ofrecen el Pan y el Vino a Dios, algunas parejas prefieren escuchar el “Ave María” en cualquiera de las versiones: Ave María de la ópera 52, No 6 de F. Schubert, el Ave María de C. Gounod y J.S. Bach o el Ave María de T.L. Victoria.

Otros momentos a tener en cuenta son el Santo, el Padre Nuestro (cantado con el sonido de “El Ritmo del silencio”), la Paz y la Comunión (donde puede escucharse “Panis Angelicus” de C. Frank, la versión en español de “El himno al amor” de Edith Piaf o escoger este momento para escuchar el “Ave María”)

  • Para la firma de los testigos. Es ideal escoger un tema que tenga un significado para nosotros. Podemos seleccionar una melodía actual o algo como: Adagio de T. Albinoni o Canon de J. Pachelbel
  • Durante la salida de los novios. Cuando abandonemos el lugar de la ceremonia, la música debe ser alegre en correspondencia con el momento. La tradición ha mantenido la preferencia por la Bridal Chorus (Coro Nupcial) de la ópera “Lohengrin” de R. Wagner (esta tradición data también de la boda de la princesa Victoria de Inglaterra).

No obstante, muchos prefieren que tanto la entrada de la novia como la salida de los novios se hagan con la Marcha Nupcial de “Sueño de una noche de verano”, de F. Mendelssohn.

También podemos escoger otras melodías como:

  • Himno a la Alegría (9na. Sinfonía) de L.V. Beethoven
  • Marcha Nupcial de “Las bodas de Fígaro” de W.A.Mozart
  • Trumpet Voluntary de “Marcha del Príncipe de Dinamarca” de J. Clarke
  • Marcha Triunfal de “Aida” de G. Verdi
  • Para la retirada de los invitados de la iglesia. Debemos contemplar para este momento una música que mantenga la emoción en todos los asistentes.

Si la boda es civil tendremos más libertad para escoger la música, aunque podemos mantener lo tradicional: entrar al lugar con los acordes de una Marcha Nupcial, poner algo de fondo durante las firmas de testigos y retirarnos con una melodía alegre. En todos los casos es necesario que hagamos un guión de la música escogida destacando cada momento en que se escuchará para que los músicos y el celebrante lo tengan en cuenta. Si no conocemos mucho sobre este tipo de música debemos dejarnos guiar por los expertos. Además, como cada músico tiene establecido su repertorio, consideremos oírlos para poder seleccionar lo que realmente nos agrada.

Fuente: bodas.com


0 comentarios:

Somos una empresa joven y dinámica, de legítima calidad humana, integrada por personas que aman lo que hacen. Desde el primer momento nos comprometemos de forma exclusiva a la organización de su evento, celebración corporativa, social o institucional. Con una experiencia de 16 años en la organización y decoración de fiestas, eventos, recepciones y congresos.

Unite a nuestro grupo en Facebook

Recomendamos...

Mariana Montemurro tocados

Altos de la cañada

Altos de la cañada

Total Pageviews

Todo sobre tu fiesta

La Silenciosa Eventos

La Silenciosa Eventos
Consulta por nuestro servicio de wedding and event planner de La Silenciosa Eventos: lasilenciosaeventos@gmail.com